Juntos
Poesía contra la violencia de género

Juntos pretende ser una sucesión de encuentros en los que la poesía sirva para unir a hombres y mujeres, y contribuir de algún modo en la lucha por el fin de la violencia de género.

Porque “además de la lucha legítima e imprescindible por nuestros derechos sociales, por una verdadera igualdad legal de hombres y mujeres, es tanto o más importante trabajar por un cambio mucho más sutil: conseguir un acercamiento emocional entre hombres y mujeres, un conocimiento más profundo de nuestras diferencias y de nuestras afinidades, de nuestro especial modo de sentir. Sólo desde esa cercanía será posible dar pasos importantes de igualdad y respeto”.

“Y para abordar sentimientos, qué mejor que la poesía, un arma que no sirve para cambiar el mundo, pero sí para hacerlo un poco más humano...”


1er encuentro:

8 de marzo de 2006. Día de la Mujer Trabajadora

Sala Cuasquías. Las Palmas de Gran Canaria.

Doce mujeres poetas han escrito.

Otros tantos poetas hombres las leen:

Berbel, por Luis Natera

Zahra Hasnaui, por Javier Cabrera

Macarena Nieves, por Luis León Barreto

Tina Suárez, por Juan C. de Sancho

Verónica García, por Eduardo González Ascanio

Dolores Campos-Herrero, por Alexis Ravelo y Jose Olivares

Franca Dimar, por Orlando Auyanet

María Jesús Alvarado, por Juan R. Tramunt

Cristina Court, por Emilio González Déniz

Alicia Llarena, por Pepe Junco

Maribel Lacave, por Diego D. Vinent

Acompañados por la música de Carlos Teja.

a

a

a

 


2º encuentro:

16 de julio de 2006

Festival del Sur. Encuentro teatral Tres Continentes.

Agüimes. Gran Canaria.

En esta ocasión, el pequeño y acogedor patio del Centro parroquial de Agüimes, acogió el recital de cinco voces masculinas:

Los poetas Eduardo G. Ascanio y Juan R. Tramunt

y los actores Gonzalo Berzosa, Pep Ricart y Martín Vaamonde.

a



Nada cambiará para la mujer si no cambia

el corazón del hombre.

Y todas las leyes del mundo serán insuficientes

si no se aprende el verdadero significado de compartir.

Sólo cuando ellos empiecen a ponerse en nuestra piel

y en nuestro corazón,

empezará a iluminarse el horizonte.”

MJ Alvarado